¡Buenas Ondas!



Este verano, mientras vos disfrutabas de tus vacaciones, dos laboratorios estadounidenses por separado anunciaron la detección de ondas gravitacionales por primera vez, cien años después de que su existencia fuera propuesta por el gran físico alemán Albert Einstein. Estas ondas fueron generadas por dos agujeros negros girando uno alrededor del otro, a más de 12.000.000.000.000.000.000.000* de kilómetros de la Tierra.

 

Hace un siglo Einstein revolucionaba nuestra manera de entender el universo en el que vivimos al publicar su teoría de la relatividad general. En ella, predijo que si dos grandes cuerpos generadores de fuerza de gravedad, como dos estrellas o dos agujeros negros giraban uno en torno del otro, generarían una especie de “olas” de energía gravitatoria capaces de viajar muy lejos por el universo. A estas olas generadas por la fuerza de gravedad de los dos cuerpos girando las llamó ondas gravitacionales.

 

La detección de las ondas gravitacionales nos permite “mirar” el universo de una manera diferente. Hasta ahora veníamos usando las ondas de luz o de radio para observar el cosmos, pero ahora podemos usar también las ondas gravitacionales para obtener información a la que antes no teníamos acceso. En ese sentido, este descubrimiento podría compararse con la revolucionaria invención del telescopio hace más de cuatrocientos años. Qué nuevas maravillas encontraremos al mirar el universo usando las ondas gravitacionales es un misterio que estamos a punto de empezar a descubrir.

 

Leandro Martínez Tosar

Biólogo

¿Lo Sabías?

Un agujero negro es una estrella que se quedó sin combustible para brillar y "se cayó" sobre sí misma concentrando su materia en una región diminuta. Eso genera una enorme fuerza de gravedad.

 

Av. Corrientes 2835, 5º "A", Cuerpo "A" / (1193) Capital Federal / Tel: (011)4961-1824 Fax: (011)4962-1330

ISSN: 2683-6866

© 2020 por Revista Ciencia Hoy - Argentina