¿El agua se hunde?

Océanos y clima

                                    ¿El clima de nuestro planeta depende de los océanos?
                                    ¿Y del frío en los polos? Aquí te contamos
                                     uno de los fenómenos físicos que sucede en los océanos
                                               y sus sorprendentes consecuencias.

 

 

En los océanos el agua no está quieta, circula constantemente. Uno de los motivos por el cual se mueve es cuando hay diferencias de temperatura y de sal entre un lugar y otro.

Durante los primeros meses del invierno, cuando empieza el frío de verdad, en el océano cercano a los polos el agua que está en la superficie del mar se enfría rápidamente y se hunde. Y como esta agua además de fría está más salada (porque cuando se forma hielo marino, gran parte de la sal queda en el agua líquida), es más densa (más pesada) y se hunde muchísimo, pudiendo alcanzar las mayores profundidades del océano.

Este hundimiento de aguas frías en el océano tiene muchísimo que ver con el clima.

¿CÓMO?

El agua en la superficie absorbe calor de la atmósfera y gases, como el oxígeno o los gases de efecto invernadero (GEI). Al hundirse, el agua secuestra estos gases y los lleva al fondo marino, donde quedan atrapados por cientos de años.

Llevar gases de efecto invernadero de la atmósfera a los fondos marinos es una de las formas por la cual el océano ayuda a regular el clima en el planeta Tierra.

¡Y eso no es todo! Otro efecto del hundimiento del agua es que uno de los gases que se van al fondo es el oxígeno, lo que permite respirar a los seres vivos de las profundidades.
 

 

Pedro Flombaum

Biólogo

 

Martín Saraceno

Oceanógrafo