¿Por qué podemos limpiarnos de los virus con agua y jabón?

 

Los virus son unos objetos muy pequeños y sencillos si los comparamos, por ejemplo, con cualquier célula de tu mano. Existen distintos tipos de virus, con diferentes formas y estructuras, pero todos consisten principalmente en una cadena de ARN o de ADN con las instrucciones para fabricar más virus, contenida dentro de una estructura llamada “cápside” que la protege. Algunos virus además presentan una envoltura con proteínas de la superficie que son “las llaves” con las que el virus ingresa a las células que infecta.

 

Algo muy interesante es que la envoltura viral está formada por lípidos, es decir, grasas. Y nosotros ya sabemos cómo sacarnos de encima las grasas ¡con jabón! El jabón está formado por unas moléculas muy especiales: una parte se parece a una “cabeza” que es afín al agua (hidrofílica) y otra parte es una especie de “cola” que es afín a la grasa (hidrofóbica).

 

Sus colas hidrofóbicas se unen a todo lo que sea “grasoso” formando unas pelotas llamadas micelas y quedan expuestas las cabezas hidrofílicas en contacto con el agua.

Cabeza hidrofílica

Cola hidrofóbica

Modelo de una molécula de jabón

Modelo de un coronavirus. Se representa el ARN en celeste, la envoltura viral en violeta y las proteínas de la superficie en rojo.

lOs ViRuS y el Jabón: En una nota anterior hablamos sobre los virus: cómo son, cómo es que nos infectan y hasta cómo impedir que ingresen a nuestro cuerpo. Ahora te contamos por qué el agua y el jabón son nuestros grandes aliados para prevenir tantas enfermedades.

Modelo de una micela

Representación de la acción del agua y el jabón sobre los virus.

¿Qué pasa con los virus cuando nos lavamos con agua y jabón?

 

En el caso de los virus, cuando nos lavamos las manos con agua y jabón, las colas hidrofóbicas del jabón interactúan con la envoltura viral formada por lípidos y la desarma. Hay que darle un ratito a las moléculas de jabón para que tengan tiempo de desarmar la envoltura viral. Luego de 20 segundos de lavado de manos, estamos seguros de que se forman las micelas que barreremos con el chorro de agua de la canilla y ¡chau virus!

Así que ya sabés: tenés en tu casa dos formas más, poderosísimas, para cuidarte y cuidar a los demás: lavate las manos con agua y jabón y ¡quedate en casa!


María Joselevich (Química)

Ilustraciones de Ana Schafir

Av. Corrientes 2835, 5º "A", Cuerpo "A" / (1193) Buenos Aires - Argentina / Tel: (+ 54 11) 4961-1824 y 4962-1330

ISSN: 2683-6866

© 2020 por Revista Ciencia Hoy - Argentina