El año pasado nos enteramos que había aparecido un virus nuevo que podía infectarnos y perjudicar especialmente a nuestros abuelos y adultos. Por eso, fue necesario dejar de hacer algunas cosas que nos gustaban, para poder cuidar a las familias. Las científicas trabajamos para descubrir algunas maneras de cuidarnos y escapar de este enemigo: el coronavirus. Es un villano tan chiquito que tiene el poder de ser invisible, pero ¿cómo nos protegemos de él? Además del lavado de manos frecuente y el uso del tapaboca-nariz, te contamos algunos superpoderes para usar en el aula. Lo mejor es que los podés obtener sin que te pique una araña ni caerte dentro de un barril de químicos radiactivos ¡Contale a tus compañeros para que todos puedan ser superpoderosos!

imagen1.jpg

¡Que se te vuele el pelo!

Para estar protegido, el aire debe circular.

Tenés que sentirlo en el ambiente ¡Que mueva las hojas de tu carpeta! Abrir unos centímetros las puertas y ventanas hace que el viento ‘se lleve’ al virus. Si tenemos el tapaboca-nariz bien puesto y el aire circula, evitamos contagiar y contagiarnos.

¿Y si no hay viento?

No importa, porque el aire nunca está quieto, pero lo tenemos que ayudar abriendo puertas y ventanas (¡mejor aún si están enfrentadas!).

¿Y si hace frío?

En este momento lo más importante es ‘sacar’ al virus, así que en ese caso es preferible llevar abrigo para protegernos de las corrientes de aire que ayudan a eliminarlo.

imagen2.jpg

¡Apretaito y sin tapaboca-nariz, ¡NOOO!

Es importante que evites estar en lugares cerrados con muchas personas. Y más importante aún es que uses el tapaboca-nariz bien ajustado: que no se te escape el aire ni por arriba ni por los costados. Así se evita que las gotitas que solemos generar cuando hablamos y respiramos, lleguen a tus amigos. Tené en cuenta que el virus es tan chiquito que no se puede ver y puede permanecer mucho tiempo ‘flotando’ en esas gotitas en el aire si el lugar está cerrado. Pero ¿cuánto es mucha gente? Más de la mitad de los estudiantes que normalmente están en el aula ES UN MONTÓN.

Desplegando alas

El distanciamiento es otra medida importante, pero ¿cómo medirlo? Una buena manera es levantar los brazos como si fuesen las alas de un avión. Si nuestras manos no tocan a ningún compañero, estamos bien. Recordá que el virus puede salir expulsado de la boca o de la nariz de alguien cuando habla, tose y hasta cuando respira. Al ser tan diminuto y liviano, el aire puede empujarlo hasta dos metros de distancia. Por eso, si nos mantenemos lejos y estamos con el tapaboca-nariz bien puesto, el virus no nos alcanza ¡Oleee!

imagen3.jpg

Ahora que ya sos superpoderoso, te damos unas ideas para que juegues con tus amigos en el recreo de manera segura. Si tenés otras, podés escribirnos y mandarnos fotos a nuestras redes @antifakekids.

 

¿Y a qué jugamos en el recreo?

JUEGO 1: ¡Posta Saltada!

  1. Armamos dos equipos y cada uno se forma en hilera (a dos metros, ¡acordate!). Cada chico tiene una piedrita o un bollo de papel. El juego es una carrera de obstáculos por postas.

  2. El primero corre y coloca su bollito a una distancia determinada (¡la que quiera!) y vuelve a sentarse al final de su hilera.

  3. Sale el siguiente en la hilera a hacer lo mismo, pero a medio metro de distancia del primer bollito y vuelve al fondo de la hilera.

  4. Cuando terminan de formar el camino de bollitos, le toca al primero atravesar saltando en un pie sobre los bollitos y se sienta en el otro extremo, al final de la hilera de bollos.

  5. Luego le toca al segundo hacer lo mismo. El juego continúa hasta que pasen todos. Gana el equipo que termina primero ¡A ver qué hilera es la más ágil y veloz!

JUEGO 2: Viaje en avión

  1. Hacemos aviones de papel.

  2. Luego desde una línea intenten que sus aviones vuelen hasta un sector determinado como aeropuerto (por ejemplo, hasta un círculo dibujado en el piso) ¿Serán buenos pilotos como los que nos traen las vacunas?

Encontrá más Antifake en: Antifake Kids (@antifakekids)

5autoras5.jpg

Autoras (de izquierda a derecha) Victoria Ennis, Bárbara Farrando, María Florencia Rodríguez, Camila Agustina Bach y Mariana Claudia Allievi. Biólogas/Comunicadoras | (Ilustraciones: Natalia Schumacher)

GUÍA PARA OBTENER SUPERPODERES ANTI-VIRUS
EN LA VUELTA AL AULA.