Taller de ingenios

Un auto con motor a goma

¿Por qué se mueve?
Nos resulta natural que autos, trenes, barcos o aviones se muevan de un lugar a otro. Pero, ¿alguna vez te preguntaste por qué lo hacen? Los físicos estudian el movimiento de cualquier objeto para entender cómo se produce.
Para que vos también lo entiendas, y además te diviertas, te proponemos construir un serie de vehículos simples. Hoy es el turno de un coche que funciona con motor… ¡a banda elástica!
Pero ¿por qué se mueve? ¿En qué se parece su funcionamiento al de los autos que circulan por las calles?


 

Ilustración de Julieta Fradkin

¿Qué necesitás?
Materiales
• 1 trozo de cartón corrugado rígido de 7 x 21 cm.
• 1 trozo de Fibrofácil de 1 mm de espesor de 15 x 25 cm
• 2 sorbetes
• 2 palitos de brocheta
• Gomitas elásticas comunes

Herramientas

• Compás con mina de grafito o portalápiz

• Pistola para adhesivo de silicona caliente

• Regla graduada, preferentemente metálica, para cortes

• Lápiz blando o marcador de punta fina

• Sierrita de corte

• Trincheta

¿Qué hacer?
1. CORTE Y ARMADO DE LA PLATAFORMA
Cortá la plancha de cartón según te muestra la foto con las medidas indicadas.


 

2. SOPORTES DE LOS EJES
Recortá 3 tramos de sorbete de medida adecuada para pegarlos en los bordes delantero y trasero de la plataforma, como muestran las fotos.

3. CORTE DE LAS RUEDAS
Recortá las ruedas y sus refuerzos de la placa de Fibrofácil de 1 mm, con cúter o tijeras, del diámetro indicado en la foto.
Con un clavo o algún otro elemento punzante, haceles a todos un agujero en el centro para poder introducir el extremo del eje (palito de brocheta).

4. ARMADO DE RUEDAS Y EJES
A) Pegá los refuerzos a las ruedas en ambas caras, haciendo coincidir el agujero central en las 3 piezas.
B) Cortá 2 ejes de 9 cm de largo cada uno del palito de brocheta. Podés cortarlos con sierra o alicate para alambre.
Insertá primero una rueda en un extremo del eje, centrala moviéndola suavemente y haciéndola girar y pegala al eje con pistola de silicona u otro adhesivo.
C) Una vez firme la primera rueda, colocá la segunda en el otro extremo del eje. Antes de centrarla y pegarla asegurate de que el eje gire fácilmente dentro del sorbete, sin estar apretado contra él o contra el cartón. Ajustá la posición, si es necesario. Ahora ya podés centrarla y pegarla.
Usá el mismo método en el otro eje. Si el eje sobresale, podés cortar el sobrante.



 

(B)

(A)

(C)


ATENCIÓN

El adhesivo va del lado externo de la rueda. Nunca del lado del sorbete.

 

(C y D)

(A)

(B)

5. INSTALACIÓN DEL MOTOR DE GOMA
A) Insertá una gomita en el tajo de la plataforma y trabala con un palito adherido al cartón.
B) Ya en el otro lado, atá un hilo a la gomita. La longitud de ambos (hilo y gomita) debe llegar sin estirarse hasta el eje trasero.
C) En el eje trasero pegá con un adhesivo fuerte un palito, como se muestra en la foto.
Servirá para enganchar el lazo que le habremos hecho al hilo y facilitará la tarea de enrollar hilo y gomita para impulsar el carro.
D) Forrá las ruedas con cubiertas hechas con globos a los que les habremos recortado el pico para inflar. Como se muestra en la foto, estirando los globos cortados podremos “encajarlos” en las ruedas para mejorar su adherencia al piso.




 


Podés agregarle

a la base

la carrocería

que más te guste

(auto, camión o colectivo).

¡A correr!
Para que “arranque” solo tenés que cargarlo con energía potencial elástica, enrollando el hilo y la goma firmemente en el eje trasero.
¡Tenelo trabado con una mano para que no se libere antes de tiempo! Cuando lo pongas en el suelo y lo sueltes, saldrá corriendo velozmente.


¿Qué sucedió?
Al estirar la banda elástica, enroscándola alrededor del eje del auto, utilizás una cantidad de energía, que se acumula en la goma estirada como energía potencial. Esa energía potencial elástica se almacena cuando un material se deforma (a diferencia de la energía potencial gravitatoria, que se obtiene al levantar un objeto del suelo).
Cuando lo soltás, la goma elástica tiende a volver a su posición original (de equilibrio) y a medida que el hilo se desenrolla y la goma se contrae, la energía potencial elástica almacenada se va transformando en energía cinética, que es la que produce el movimiento.
En los automóviles que circulan por la calle, la energía química de la gasolina o la energía eléctrica de una batería se convierte en energía cinética del auto en movimiento.

Autor:
Alberto Teszkiewicz
Arquitecto
Asesor científico:
Sebastián Teszkiewicz
Ingeniero

 

Fuentes de inspiración en Youtube: Kru Thawat, GrandadIsAnOldMan

Av. Corrientes 2835, 5º "A", Cuerpo "A" / (1193) Capital Federal / Tel: (011)4961-1824 Fax: (011)4962-1330

ISSN: 2683-6866

© 2020 por Revista Ciencia Hoy - Argentina