¿Cómo se forma la arena?

Un ciclo en tiempos geológicos

Aunque parecen indestructibles, las montañas también se desgastan. El agua que penetra en sus poros cuando llueve o se congela va rompiendo las rocas de a poquito. También lo hacen los fuertes vientos, los animales y las plantas que crecen entre las piedras.

Las partículas de rocas son transportadas por los ríos y los vientos hasta lugares más bajos donde se depositan. En su largo camino esas partículas o sedimentos se van achicando hasta tener el tamaño de la arena e incluso más chicas, como el limo. Este proceso de desgaste y transporte se llama erosión.

Cuando los sedimentos se acumulan en un lugar bajo, como el fondo de un lago, de un mar, en la desembocadura de un río o en un valle, el peso de las distintas capas que se acumulan hunde más los sedimentos que se van compactando. Generalmente, entre esos sedimentos compactados circula agua que tiene sustancias disueltas que cementa las partículas sueltas. Ese proceso de compactación y cementación se llama diagénesis y es el responsable de la formación de una nueva roca, que se llama precisamente roca sedimentaria. En ese proceso de diagénesis, los restos de animales y plantas que había en el sedimento se pueden convertir en fósiles.

Si bien algunos sedimentos se van desgastando por este transporte mecánico, otros sedimentos que tienen  sales  en su composición, se ven afectados por una erosión química. Las sales se disuelven en el agua que circula y precipitan cuando cambian las condiciones del ambiente. Este es el origen de las salinas donde se depositan las sales cuando el agua se evapora.

Aunque las rocas sedimentarias se forman en zonas profundas de la corteza terrestre, los movimientos internos del planeta que dan lugar a la formación de las montañas las pueden empujar hasta lugares elevados de la superficie terrestre. En esos lugares, las rocas vuelven a estar expuestas y comienzan a erosionarse nuevamente. Ese ciclo, aunque muy alejado del tiempo de vida de un ser humano porque dura millones de años, transforma la arena en una arenisca 
y la arenisca nuevamente en arena.

Para seguir investigando

¿En qué se

diferencia una

arena de una

arenisca?

Paulina Nabel
Geóloga

Av. Corrientes 2835, 5º "A", Cuerpo "A" / (1193) Capital Federal / Tel: (011)4961-1824 Fax: (011)4962-1330

ISSN: 2683-6866

© 2020 por Revista Ciencia Hoy - Argentina