¡Mejor no probar!

PERRO QUE LADRA...¿NO MUERDE?

La rabia es una de las zoonosis -enfermedades transmitidas por animales a las personas- más antiguamente conocidas, y sin embargo una de las que causan más muertes también.

Ilustración: @akikodarlian

La rabia es una enfermedad infecciosa ocasionada por un virus, como los que causan la gripe o las paperas. Es una enfermedad grave porque afecta al sistema nervioso. Tanto los animales como las personas cuando la contraen se vuelven agresivos, con ganas de atacar y morder a otros, tienen hipersensibilidad, rechazan la luz y beber agua, hasta que sufren una parálisis que afecta su capacidad de moverse o incluso respirar, que los lleva a la muerte.

¿Cómo se transmite?

Un animal rabioso tiene el virus en su saliva y contagia cuando muerde a otro. Una vez que el virus toma contacto con un nervio, comienza a reproducirse y a viajar a lo largo de las neuronas hasta llegar al cerebro, donde causa cambios en el comportamiento. Se dice que los animales con rabia echan espuma por la boca, y es porque el mal funcionamiento de los nervios hace que no puedan tragar su propia saliva.

​​​​¿Cómo aparecen los brotes?

La rabia existe en poblaciones naturales de murciélagos y carnívoros: perros, gatos y especies emparentadas como zorros, gatos monteses y coatíes, entre otros. Se dice que estas poblaciones salvajes son el reservorio del virus. Cada tanto “se sale” de su circuito habitual contagiando caballos, vacas y distintos mamíferos, incluidos los seres humanos. Hay quienes proponen que la rabia explica la leyenda de los vampiros, ya que las personas infectadas pueden morder a otras y contagiarlas.

 

¿Cómo hacemos para prevenirla?

Existen vacunas antirrábicas que, al aplicarlas a los perros y gatos, los vuelven resistentes a este virus y ya no se contagian, y entonces tampoco lo transmiten. La mejor manera de protegerte contra la infección de la rabia es no acercarte a animales salvajes o callejeros. Si un perro, un gato o un zorro muerden a una persona, o si esta toma contacto con un murciélago por ejemplo, debe ir pronto al centro de zoonosis más cercano.

 

¿Qué se hace en un centro de zoonosis?

Se determina si el animal sospechoso tiene rabia, se producen y se aplican vacunas para perros y gatos, y se determina cuán protegidos están el animal o la persona que recibieron la vacuna. También se puede averiguar la “genealogía” del virus para, por ejemplo, saber si era del grupo aéreo (murciélagos) o terrestre (perros, gatos, etcétera).

 

Para seguir  investigando:

¿Sabés por qué el 28 de septiembre se conmemora el día mundial contra la rabia? ¡Te leemos en la sección de comentarios!

La leyenda del vampiro

Los vampiros son personajes de ficción surgidos en Europa. Son fóbicos a la luz, al agua, a los espejos y al ajo, y salen de noche a morder a las personas, transformándolas en vampiros.

La necesidad de morder a otros y la forma de contagio del vampirismo coincide con la de la rabia. La hipersensibilidad y otros síntomas también explican las fobias de los vampiros. Y por supuesto, la asociación con murciélagos que son los principales transmisores naturales.

Un científico apasionado: Louis Pasteur

• Demostró que la mayoría de las enfermedades infecciosas eran causadas por microorganismos.

• Durante años trabajó para 
identificar a los microorganismos 
que causaban la rabia.


• Creó vacunas para detener la rabia y para el tratamiento de otras enfermedades infecciosas que eran mortales.

• También desarrolló la técnica de pasteurización para eliminar las bacterias perjudiciales de los líquidos.

 

Para saber más: te recomendamos leer la historia de la primera persona vacunada contra la rabia.

Diego Caraballo

Biólogo

Av. Corrientes 2835, 5º "A", Cuerpo "A" / (1193) Capital Federal / Tel: (011)4961-1824 Fax: (011)4962-1330

ISSN: 2683-6866

© 2020 por Revista Ciencia Hoy - Argentina